seguridad en bibliotecas

Las bibliotecas siempre inspiran una sensación de lugar sagrado. ¿Quién podría atentar contra un libro, contra papeles y letras? Pues si hay quienes disfrutan con adueñarse de lo que no les pertenece o con patrimonios de toda una comunidad por mera maldad.

Un establecimiento donde yace una biblioteca, es un espacio abierto al que desea conseguir conocimiento a través de lo que allí está escrito, pero hay otros que solo quieren enriquecerse del valor de un libro por la importancia cultural que posee, pero aun más vil es aquel que lo recibe aun sabiendo su procedencia.

Pero bajo esta premisa, los cerrajeros profesionales, traen soluciones eficientes para la protección de los valores literarios por no solo de cerrajería para sus diferentes áreas sino también para el control de acceso y para el monitoreo del lugar, durante la presencia o no de los lectores.

Las bibliotecas merecen más seguridad

Una persona distraída siempre es un blanco fácil para los delincuentes. Pero es tan difícil a veces filtrar quien es una persona realmente interesada en gozar de los privilegios de una biblioteca y quienes vienen solo a captar posibles víctimas de robos.

Para quien es asiduo ir a una biblioteca, es muy desagradable experimentar la sensación cuando solicitas un texto específico y se han robado ese ejemplar que deseabas tener. Eso representa un desgaste para tan noble institución, pero este delito es mucho más frecuente de lo que parece.

Aunque no existe una pieza de cerrajería para evitar que se roben un texto, cuando lo has entregado en plena conciencia, si hay alternativas que los cerrajeros de mataró traen para que no puedan sacarlos del establecimiento, con el uso de tecnología específica para este tipo de mercancía.

Las cámaras de vigilancias son otras de las opciones valiosas para ser incluidas en la seguridad física de las propiedades y de las personas que visitan el lugar. Como todos saben, estos son ambientes muy tranquilos, llenos de buenos comportamientos, pero nuca se sabe cuando un maleante quiera hacer de las suyas creyéndolos presa fácil.

Tecnología RFID

Como parte de la administración y control de una institución bibliotecaria, también es responsabilidad la seguridad de los valores, del establecimiento y de su comunidad. Es por ello que es necesario que la información de tecnología eficiente para ayudarlos a prevenir ataques vandálicos llegue a sus oídos.

Quizás el cerrajero no vaya a una biblioteca a ofrecer sistemas de seguridad mas novedosos, pero si el personal de la biblioteca acuda para apoyo en la seguridad del lugar, por lo que podrá obtener información valioso de lo que está en el mercado para este tipo de establecimientos.

La tecnología RFID, es una de las más populares para este tipo de mercancías, porque sus etiquetas de identificación pueden disimularse en la estructura del libro, impidiendo su salida del lugar de manera no autorizada.

Con la instalación de antenas en todo el lugar, pueden actuar como ojos adicionales que vigilen los espacios más recónditos e incluso funcionan como ayudantes en la organización de los ejemplares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *